domingo, 2 de mayo de 2010

ÉRASE UNA VEZ UN "VENDEDOR"...

Un día desperté diciendo ¡Viva! Un nuevo día de ventas! Prefiero trabajar en ventas antes de cualquier cosa en el mundo!. Este fue mi pensamiento el día que descubrí el PNL. Anteriormente mi despertar era agobiante, al pensar ¿a quién voy a tener que vender hoy? ó ¡Otro día más de peleas con el mundo!. En esta ocasión me gustaría dar una pequeña pincelada de que es el PNL y el inicio de cómo podemos utilizarlo en nuestro día a día.

Todos influimos de alguna forma en la gente, eso es “vender”, por lo que cuanto mejor se nos de vender, más probable será que logremos lo que queremos. Sin embargo, aunque todosvendemos algo, productos, servicios, ideas ó a nosotros mismos, la venta tiene una mala imagen pública. Incluso yo misma soy reacia a las personas que quieren venderme algo, y las tacho de manipuladores y algo pelotas. La venta no es una profesión fácil, y estas ideas preconcebidas de los vendedores que “todos” tenemos, no hacen una profesión bien vista por así decirlo. Me gustaría dedicar estas palabras aquellas personas dedicadas a las ventas que quieren completar su profesión con otra perspectiva, y añadir nuevas habilidades a las que ya poseen. ¿Cuál es esta otra perspectiva? Es la manera en que se puede definir la palabra éxito.

PNL, Programación Neurolingüística, nació a mediados de los años setenta gracias a los trabajos de John Grander y Richard Chandler. En la actualidad hay numerosas asociaciones de PNL alrededor del mundo y estas habilidades son aplicables en los negocios, la enseñanza, la formación, la terapia y el rendimiento deportivo.
El PNL se interesa por la influencia, por como las personas se relacionan y se comunican entre sí, como toman sus decisiones y cómo prefieren que se influya en ellas, y todo esto es particularmente útil en la venta. El PNL llega en un momento de la historia del consumo, en el que los clientes son más exigentes en cuanto a la calidad, la atención al cliente y la responsabilidad de las ventas. Esta nueva corriente no va triplicar las ventas de ninguna empresa, pero mejorará la vida personal y profesional de las personas que lo trabajan. Hay que tener en cuenta que para mejorar las habilidades de ventas, hay que atender la propia salud y bienestar, para descubrir que es importante para cada uno y aumentar la satisfacción que se obtiene de la vida y del trabajo. La finalidad del PNL es conseguir encontrar el equilibrio que nos sirva para nosotros y para la empresa en la que trabajamos ó poseemos, de forma que cada uno pueda definir sus propios criterios de éxito. Anteriormente se pensaba que aspirar a algo menos que la perfección es una actitud derrotista, mediocre, y que si no llegabas a la cumbre es porque en la persona algo falla. El PNL no sólo aborda la habilidad necesaria para vender con éxito, sino también la creación de una buena autoimagen y una buena imagen pública del trabajo de vendedor en el que estas habilidades pueden prosperar.

En este blog vosotros sois la razón por la que escribo, así que me gustaría poder ofreceros las habilidades que os ayuden a vender más si eso es lo que queréis y a alcanzar el equilibrio que vosotros decidáis en la vida profesional y personal. En breve seguiré escribiendo más sobre PNL y todo lo que podemos alcanzar con él.

María Villanueva Requena

1 comentario:

  1. No soy muy experta en este tema del PNL aplicado a las ventas... si puedes haznos un pequeño ejemplo para verlo con más claridad vale?.. Un saludo.

    ResponderEliminar